CONTROL INTEGRADO DE PLAGAS


Es una estrategia que usa una gran variedad de métodos complementarios: físicos, mecánicos, químicos y biológicos para el control de plagas. Estos métodos se aplican en tres etapas: prevención, observación y aplicación. Es un método ecológico que aspira minimizar el impacto al medio ambiente.

 

Las plagas, insectos, microorganismos y roedores, están presentes en todas las actividades y lugares donde el hombre se desenvuelve.

La falta de saneamiento en domicilios, empresas industriales, de servicios y/o comerciales, contribuye a una mayor presencia de plagas y vectores patógenos, perjudiciales para la salud y bienestar de la población. Cucarachas, pulgas, moscas, mosquitos, roedores, etc, trasmiten directamente o indirectamente enfermedades al hombre y animales domésticos, destruyendo     productos en almacenes y viviendas.


Las enfermedades diarreicas agudas siguen siendo uno de los principales problemas de salud pública más relevantes en el Perú, debido a varios factores de riesgo prevalentes como: el deficiente saneamiento básico, malas prácticas de manipulación de alimentos, proliferación de vectores y roedores, todos estos factores de riesgo favorecen las condiciones para que se desarrollen los microorganismos patógenos y plagas causantes de enfermedades tales como: Cólera, fiebre tifoidea, gastroenteritis y hepatitis(virus y bacterias); dengue(zancudo),Polio (Cucaracha), Influenza, Tenia y Peste Bobónica (Pulga), Tifo y Rabia (Roedores), Salpullido e Irritaciones de la Piel (Ácaros), Fiebre Amarilla (Mosquitos), entre otras enfermedades.

 

Los establecimientos comerciales y las empresas industriales tienen la obligación de adoptar las medidas necesarias para garantizar la salud de sus trabajadores y consumidores; por tal motivo se sujetan a las disposiciones que dicta la autoridad de salud competente, la que vigila su cumplimiento a fin de constatar la aplicación de los principios de higiene.